La escuela ofrece un servicio de permanencias diario de 8 a 9h de la mañana y otra de 17 a 18h que es controlada por los propios profesores del centro.

A lo largo de estas horas los alumnos pueden entregarse al placer de la lectura o bien al repaso y refuerzo de contenidos.