Una de las actividades más esperadas por muchos de los niños y niñas de nuestra escuela, desde los alumnos de P-5 hasta los más grandes de la Educación Primaria, es la Semana Blanca. La escuela Laia realiza esta actividad anual como un acto de convivencia entre todos sus participantes, tanto alumnos como maestros, dentro de un marco incomparable como es el entorno natural de la estación La Molina en la Cerdanya.

A lo largo de cinco días, disfrutamos de una estancia magnífica en una gran casa de colonias en Catellar de n’Hug, donde desayunamos y cenamos.
Cada mañana, después de desayunar, nos desplazamos en autocar hasta pie de pistas para disfrutar de la nieve, realizando un cursillo de quince horas, en el que los niños y niñas aprenden a esquiar, o bien perfeccionan su nivel. Al llegar hacemos dos horas de clase con monitores de la estación, y después de una comida caliente en el restaurante de la estación, hacemos otra hora.

Cada grupo de alumnos dispone de maestros, monitores de tiempo libre y monitores de esquí. Por otro lado, los alumnos que permanecen en la escuela, esa misma semana hacen una salida de un día en el Valle de Nuria, donde entran en contacto con la naturaleza disfrutando del paisaje y de los juegos con la nieve.
Niños y maestros salen temprano de mañana y llegan, primero en autocar y después con el cremallera, hasta el pie mismo del Santuario de la Virgen de Nuria.
Una vez allí, se explayan con la nieve y los compañeros hasta la hora de comer, para luego ya retornar hacia Barcelona.